Bullying - Superar sus consecuencias - Psicóloga Carmen Torrado
Bullying

¿Qué es el bullying?

Bullying: generador de problemas emocionales

Muchos de los pacientes que acuden a mi consulta han sufrido varios tipos de bullying. La mayoría recuerda haberlo pasado muy mal con el acoso verbal, psicológico y físico al que fueron sometidos.

Durante alguna época, o incluso años, estas personas sufrieron mucho daño. El ser contemplados solos o diferentes hizo que otro o un grupo de niños (con problemas emocionales) le acosaran haciéndole sentir indefenso/a.

Cada día y cada noche, al pensar que al día siguiente habían de acudir de nuevo al colegio, o el domingo o finales de vacaciones se convertían en una tortura que esos niños vivían y luego imaginaban los acosos en la fila de entrada a clase, en el aula, en los pasillos, en la entrada y salida al centro, en el transporte escolar e incluso camino a casa.  En la actualidad se está dando con frecuencia el llamado Cyberbullying, acoso a través de las redes sociales, del que hablaré en otro apartado de este blog.

Acoso escolar: ¿Por qué?

En una educación sana a los hijos se les transmiten valores: «habla bien a tus compañeros, ayúdales, colabora con el profesor, pórtate bien en clase…» Pero claro… en el colegio hay niños que no han sido educados en empatía, que han sido maltratados por sus padres o que viven en hogares donde la toxicidad emocional es palpable, además de padecer problemas económicos graves. Estos niños no están preparados para relacionarse de una forma sana con el resto y lo hacen con violencia, con agresividad, sin importarles el dolor que infligen a los demás, se trata del típico acosador psicológico.

Consecuencias del bullying en adultos

En muchas ocasiones, haber padecido acoso escolar es inolvidable y permanece en el tiempo. Puede haber representado en el niño o niña un rendimiento escolar bajo que ha afectado al futuro profesional del paciente. También puede haber sido el origen de episodios de depresión o ansiedad, de introversión, de vivir en un estado de alerta constante, sentimientos de culpa, conductas de huida o evitación, miedo a estar solo, y un largo etc.

Recuperar la autoestima

Las personas que han sufrido bullying verbal, bullying sexual, bullying social, etc. deberían haber sido tratadas en su infancia, pero hace años no había el conocimiento y los recursos que hay en la actualidad para evitarlo, reconocerlo y actuar, y en especial para ayudar a las víctimas, a los niños y niñas que lo padecen (y también a sus verdugos que vivían en hogares donde no se les dio el cariño y atención que merecían).

A las personas que acuden a mi consulta les hago recordar esos momentos y analizar por qué pasó, como se sintieron y tratar de eliminar esos sentimientos que les provoca las humillaciones, el maltrato verbal y físico que sufrieron. Se trata de conectar con la autoestima que perdieron y que no han recuperado a lo largo de los años como consecuencia del padecimiento de aquel dolor.

×