La lucha contra la falta de autoestima - Psicóloga Carmen Torrado
La lucha contra la falta de autoestima

La lucha contra la falta de autoestima

La lucha contra la falta de autoestima (desde mi experiencia)

En mi consulta conocí a María, una joven llena de talento y potencial, pero que mantenía una constante lucha contra la falta de autoestima. Durante nuestras sesiones, exploramos juntas sus pensamientos negativos y creencias limitantes que la estaban impidiendo avanzar en su vida.

María tendía a juzgarse a sí misma de forma negativa y a enfocarse en sus defectos en lugar de en sus cualidades. Poco a poco conseguí que las viera y mejorara aquello que no le gustaba de sí misma. Era muy crítica con su físico, su manera de relacionarse con los demás, su carácter…

Dudas e inseguridades

Mi paciente me comentaba que dudaba de sus capacidades y que tenía miedo a fracasar. Trabajamos para que se enfrentara a sus desafíos y para que aprovechara las oportunidades que se le podían presentar en la vida. Llevaba años en un puesto de trabajo que no le gustaba, pero se veía condenada a estar ahí de por vida. La convencí para que ampliara su formación académica y para que buscara otras opciones laborales que iban más con sus conocimientos y valores personales.

Trabajamos en que se valorara a sí misma sin depender de la aprobación de los demás.

Una de las características de María es que se comparaba continuamente con los otros y ella siempre salía perdiendo, considerándose poca cosa.

Observé y tratamos las dificultades que tenía para poner límites y para expresar lo que ella realmente quería.

Toda esta inseguridad, se veía reflejada en su relación de pareja, ya que aunque se encontraba muy a disgusto en la relación, ella pensaba que se tenía que conformar con su novio porque “era tan poca cosa, tan insignificante que ningún hombre la iba a querer” por lo que dejaba que él la maltratara psicológicamente. A lo largo de la terapia, fuimos tratando esa dependencia hasta que consiguió desligarse de esa persona que le hacía tanto daño, un daño que ella había normalizado por considerar que se merecía ese maltrato porque no tenía nada que aportar a la relación,

Conseguí que no le afectaran los comentarios negativos de la gente, las críticas que la hacían sentir inferior. Todo eso había surgido en su infancia. Repasamos las situaciones que había vivido tanto familiares como sociales y le hice ver que ella era ya una mujer y que podía enfrentarse con éxito a multitud de situaciones.

Se puede lograr autoestima

Gracias a mis conocimientos y experiencia y a la voluntad de María para cambiar, comenzó a cuestionar sus pensamientos erróneos y a reemplazarlos por afirmaciones positivas y por una buena percepción de sí misma. Poco a poco, empezó a reconocer sus habilidades y fortalezas, ganando confianza en sus capacidades.

Además, trabajamos en la aceptación y el amor propio, fomentando la autocompasión y la valoración de su propio ser. Con el tiempo, María comenzó a ver cambios significativos en su actitud y en la forma en que se percibía a sí misma.

Hoy, me llena de alegría ver a María caminar con la cabeza en alto, segura de sí misma y lista para enfrentar cualquier desafío que se presente en su camino. Su mejora en la autoestima no solo ha transformado su vida, sino que también ha inspirado a otros a creer en sí mismos y a buscar ayuda cuando sea necesario. Ser testigo de su crecimiento y empoderamiento es una de las mayores satisfacciones como psicóloga de entre las que, afortunadamente, he tenido a lo largo de tantos años de profesión.

×