Duelo

Duelo

Perder a un ser querido es una de las situaciones más traumáticas e insoportables de nuestra vida, es por ello que es muy importante gestionar bien el duelo para que no se convierta en un duelo patológico.

Es posible que esa persona haya fallecido de repente y no hayas podido despedirte de ella, lo cual te genera un gran desasosiego.

Puede que sí pudieras despedirte, pero pasaste meses o incluso años cuidando de ese familiar, en casa o en un hospital, con el consiguiente desgaste emocional que eso te provocó.

En ambos casos pueden surgir sentimientos de soledad, de culpa, de tristeza

Etapas del duelo

El duelo pasa por varias fases o etapas: La negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación.

La psicóloga, yo en este caso, ayudaré para que la persona gestione de manera positiva cada una de ellas.

La negación:

Intentamos mitigar el dolor creyendo que ese triste y para nosotros inasumible suceso no ha ocurrido. Esta fase frena el impacto inicial.

La ira:

La persona se siente muy triste y enfadada al comprobar que la muerte de su ser querido no tiene solución. La rabia se puede dirigir hacia otras personas u objetos materiales para descargar la frustración.

La negociación:

Antes o después de la muerte del ser querido, se puede llegar a etapa en la que se pretende negociar con un ente sobrenatural el que la persona amada se quede en este mundo a cambio de modificaciones en el propio comportamiento o actuaciones pasadas.

La depresión:

Al dejar de fantasear con una solución, y al volver a la cruda realidad, se entra en ese proceso de depresión. Se produce un gran vacío, una crisis existencial. La persona se aísla y tiene la sensación que siempre permanecerá con esa profunda tristeza.

La aceptación:

Se acepta la muerte del ser amado. Aunque sigue presente la tristeza, se va volviendo a una cierta normalidad y a momentos de alegría y disfrute de la vida.

La atención psicológica y el acompañamiento que supone, permitirá gestionar estos procesos con más fortaleza.

img

Como superar el duelo

La terapia psicológica te servirá para desahogar esos sentimientos y para recobrar la tranquilidad y el equilibrio emocional trabajando esas sensaciones negativas que te provocan malestar.

×